Feeds:
Entradas
Comentarios

Desde hace mucho tiempo, cuatro o cinco meses, tengo la intensión que escribir. Pero solo queda en una simple y vana intensión. Son tanto los recuerdos, los momentos, que han pasado y quedan grabados profundamente en mi mente.

No soy el mejor en escribir, es por eso que la fotos que colgaré contaran un poco de lo que he vivido en estos últimos meses.

Espero pronto volver a escribir…

Lo que faltaba!!!

No se como empezar este post, lo que si es que me parece muy gracioso -en realidad no se como tomar- en que hayan hecho en Facebook un grupo para El Pataza.

Según me comenta  Gallex, creador del espacio, todo empezó como un experimento que ha tenido un buen resultado. Solo espero que esto no se tome a burla, ni que de pie a comentarios fuera de tono.

Para los que ya son fan de El Pataza, se les agradece las muestras de cariño.

Saludos.

 

PD: Gallex cambia la foto por favoooor!!!

el-pataza-fb

Coming soon…

Hola!

Saludos a los pocos que leen este humilde blog. Ya hace un poco más de dos meses que no he posteado nada de nada. Espero me disculpen pero ya pronto volveré a escribir. Con alguna ocurrencia mia o alguna historia que espero les llegue a gustar.

Saludos

El Pata

Así pasa…

Ayer, por motivos que prefiero no contar, tuve que transitar por el centro de Piura. Para los que me conocen, es un poco raro que yo haga eso pero y cada vez que lo hago trato de caminar un poco.

Bueno a la salida de un banco, al pasar por la municipalidad me acorde que una amiga, la Palitas, trabaja ahí y decidí pasar a saludarla, pero no estaba. Según la señorita queme atendió llegaba en la tarde. Salí en dirección para la avenida Grau ya que me iba a comprar mi pasaje de regreso a Chiclayo, pero antes de eso decidí pasar por el Chalán y comprarme una cremolada de ponche, había que aprovechar la oportunidad!

Mientras cruzaba la pista, pude observar a lo lejos a un viejito, muy probablemente un padre, un abuelo, se había caído en la pista. Gracias a Dios fue rápidamente auxiliado por dos personas que transitaban por la zona, mientras que un ambulante recogía las pertenencias que habían saltado del hombre al caer.

Al pasar al costado de aquella escena, pude observar como el anciano, aún aturdido, desorientado y hasta asustado por el golpe, agradecía consecutivamente a las personas que le habían ayudado. Pude notar también, que al parecer el señor padecía de algún problema en la vista ya que se esforzaba demasiado pare ver. Es sólo una suposición mía.

Sin tener ya nada que hacer y al ver que la situación estaba controlada seguí mi camino. Caminaba sin dejar de pensar en cuantas veces mis abuelos, nuestros abuelos, se pueden haber caído en las calles, cuantas veces ha pasado sin que nos hallamos enterado, ya que no nos dicen para no preocuparnos. Cuantas veces…

Sólo me queda esperar que cada vez que pase, siempre en encuentren, nuestros abuelos, se encuentren con personas que los ayuden a reincorporarse sobre todo a cuidar de ellos y sus pertenencias.

Con eso no quiero llegar a ser cursi, sólo es una vivencia que quiero compartirla con ustedes para que también nos preocupemos de nuestros abuelitos cada vez que estos salgan, ir con ello, en la medida de lo posible, y ser más que una compañía. Les prometo que más que sentirse bien, aprenderán mucho de ellos y a quererlos más.

Los quiero papitos!!!

 

Hay chileno !!!

Yo no tengo nada en contra de los chilenos, lo único que me molesta es que siempre quieran adueñarse de algo que nos pertenece.

Ahora que juega Perù contra Uruguay por las eliminatorias, donde nuestras esperanzas de clasificar son casi nulas (aunque mucho digan que matematicamente se puede claificar) y cuando nuestra selección pasa un de los peores momentos de su historia, el árbitro “chileno” Pablo Pozo de le ocurre perjudicarnos regalándole un penal, sin tener que hacerlo, a los uruguayos.

Ahora que empieza en segundo tiempo, esperemos que la situación cambie y aunque sea los muchachos empaten el partido y no nos traigan otra derrota como ya nos tienen acostumbrados.

ARRIBA PERU CARAJO !!!

¿Las miradas matan?

Después de mucho tiempo y largas conversaciones con un amigo, del cual mantendremos su nombre en reserva, pero le llamaremos Ramiro, puedo mostrarles a los lectores de este humilde blog esta historia que me gusta mucho y que hasta ahora no tiene fin.

Todo empezó hace un par de años más o menos según me cuenta, cuando vio por primera ver a esta chica en la fiesta de olimpiadas de la universidad. En un momento no le llamo nada la atención, simplemente le pareció simpática.

Pasaron los días y Ramiro continuaba haciendo de su vida de lo más normal. El no sabia quien era esta chica, de donde era, como se llamaba, ni que hacia. Así como vino paso. Hasta que un día, sentado en una banca conversando con sus amigos, la ve pasando junto a dos chicos. Ramiro no se acuerda si cruzaron miradas o simplemente ella buscaba a alguien. En lo que si reparó que ese día con esa mirada las cosas no serian las mismas.

¿Como se dio cuenta dirán? Fue de manera inconciente, como él dice, que comenzó a pensar en ella y a tratar de buscarla cada vez que iba por los pasillos de la universidad. En un momento no fue tarea fácil, ya que como me cuenta Ramiro, estaba yendo contra sus reglas. El no estaba pensando en enamorarse pero ya lo estaba haciendo. Pero así con esas cosas, cuando pasan pasan y eso le estaba pasando. A Ramiro le estaba pasando, se estaba enamorando. A razón de esto, vendría el apelativo de esta chica: La niña de mis ojos (así le llama Ramiro)

Ahora la tarea era buscar la manera de llegar a ella. – Algún amigo mió la debía conocer, me dijo. Y fue así que empezó, cual Sherlock Homes, con las investigaciones.

Todo le paso como lo había pensado. Un amigo la conocía, y fue así como la fue conociendo. Lo extraño en todo esto es que cada vez que iba sabiendo algo de ella, la empezaba a querer, cada vez un poco más. Raro no? Y más raro aun era que ni siquiera había hablado con La Niña directamente.

Llego el día en que por fin se conocieron. Este amigo los presento, bailaron un buen rato y no hicieron CLIC exactamente. Pero fue un gran paso cuenta Ramiro. Ahí hubo intercambio telefónico y las llamadas se dieron, así como los mensajes. Claro que era él quien tomaba la iniciativa.

No todo seria color de rosa para Ramiro. Al parecer su insistencia le jugaría en contra. No hizo caso a las recomendaciones de sus amigos. La Niña, que en un comienzo respondía los mensajes, ya no lo hacia, hasta dejo de contestar las llamadas. Ella no quería nada con el muchacho.

“Mis amigos me decían que me olvide de ella, que yo no era de su tipo, que sólo me veía como amigo y muchas cosas más. Me costo mucho darme cuenta de eso pero más me costo dar un paso al costado.”

Me sentí mal cuando me dijo eso.

“Después de interminables conversaciones con mi almohada, decidí acabar con esto que no tenia un rumbo definido” me dice. “Voy a dejar esto atrás y que el tiempo haga su trabajo”.

Al ver su determinación me gusto su actitud, ya que muchas veces me toco ver como la veía y la verdad que no podría describir tal imagen, así como seria difícil contarles las reacciones y el sentimiento con que me contaba su historia.

Ya tomada la decisión, nunca se puso a pensar como reaccionaria al verla otra vez, ver a La niña de sus ojos. “Nunca pensé que fuera tan difícil” me cuenta Ramiro mientras baja la cabeza. Cada vez que la ve, siente como si ella entrara en él y lo llenara por completo y no existiera nada más en el mundo que ellos dos (aún está enamorado el muchacho). El único problema es que las reacciones son iguales. Cada vez que se cruzan se saludan con normalidad, a veces con un beso en la mejilla. La llama y hablan, casi siempre de lo mismo. Pero de eso no hay más.

A todo esto a Ramiro le pregunte­: ¿Las miradas matan? No, me dice, pero llegan a darte una esperanza, una señal de saber que estas vivo.

 

PD: Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. OJO QUE NO ES COPIA OK !!!

 

 

Después de la publicación del post ¿Qué no te gusta de la facultad?, el cual a tenido buena respuesta y luego de consultarlo mucho con mi almohada (y siguiendo los consejos de algunos amigos), creo que es conveniente que así como mucho mostraron su sentir sincero sobre las cosas que no les parecen en la Facultad, creo que también se debe mencionar todas aquellas cosas chéveres que nos gustan.

Así como en el otro post, espero su sincera respuesta.

Saludos

El Pata